Chita

El más veloz de los animales

Peso Cria

0,30kg

Peso Adulto

50kg

Estado de conservación

Vulnerable

Altura

0,70 a 0,90 m

Longitud

1,10 a 1,50 m

Mamiferos

Clasificación taxonómica
  • Reino Animalia
  • phylum Chordata
  • subphylum Vertebrata
  • Clase Mammalia
  • Familia Felidae
  • Género Acinonyx
  • Especie Acinonyx jubatus

Multimedia

Información general

Se distribuyen en África y Medio Oriente hasta la India, habitando en las estepas y sabanas. 
La longitud de un Guepardo adulto oscila entre 1,10 y 1,50 m. Su cola puede superar la mitad del cuerpo (entre 50 a 80 cm. aprox.). Este animal, posee las patas más largas en proporción al resto de cuerpo. El peso puede variar entre los 40 y los 50 Kg.
En su cabeza, corta y redondeada, se destacan los ojos con pupilas circulares. Las orejas son cortas, anchas y redondeadas. En el cuello muestra una corta melena, más desarrollada en los machos. 
Su pelaje posee un color amarillo-cobrizo con matices grisáceos y blanco en el vientre. A cada lado del hocico tiene una banda transversal oscura que va de los ojos a la boca. El dibujo del pelaje está formado por manchas redondas oscuras, cerca unas de otras, y sin zonas más claras en su interior. Es muy común que estos animales sean confundidos con los leopardos, dado que a primera vista parecen tener las mismas manchas. Pero si se observa detenidamente se puede notar que las del leopardo forman una flor con el centro más oscuro, las cuales son denominadas rosetas.  Además, si tenemos en cuenta otra diferencia, como por ejemplo las extremidades, veremos que las del chita son más largas y su cuerpo más esbelto.
Un dato curioso, es que en la antigüedad se lo conocía como “perro-gato”. Si comparamos las patas, son largas y delgadas como las de un galgo y provistas de garras no retráctiles, similares a la de los perros.
El Guepardo es un animal carnívoro. Suele cazar animales más pesados que él. La Gacela de Thompson constituye su principal alimento, aunque también se alimenta de impalas, liebres, antílopes pequeños, ñúes y cebras juveniles.   
Estos animales son uno de los corredores más veloces del Planeta. Pueden alcanzar los 120 km/h. Su fisiología está perfectamente adaptada a la carrera: el corazón, el sistema vascular, los pulmones y las glándulas suprarrenales son de dimensiones superiores a las normales, lo que le permite soportar esfuerzos violentos e imprevistos. Pueden pasar de la inmovilidad a una velocidad de 75 km/h en unos pocos segundos. Su carrera veloz solo dura un promedio de 20 segundos, luego necesita un tiempo para la recuperación energética. De modo que si el guepardo no consigue capturar a su presa en una distancia de centenares de metros, ha de renunciar a la persecución.
Su técnica de caza se basa en acercarse a la presa, agazapado, para luego lanzarse en su persecución. 
El período de apareamiento va de enero a marzo y tras una gestación de 84 – 95 días, nacen de 2 a 4 crías que son ciegas hasta los 20 días de vida. Sus garras solo son retráctiles como el resto de los felinos hasta los seis meses. El destete tiene lugar a las 6 semanas. A la décima semana, aproximadamente, pierden la larga melena dorsal, característica de los cachorros.
El paso de la vida familiar a la adulta es progresivo y difiere según el sexo. Durante un tiempo, los hermanos y hermanas de una misma camada, rechazados por su madre cuando han alcanzado una madurez suficiente y han adquirido las técnicas necesarias para sobrevivir, permanecen juntos; cazan en grupo y comparten las presas. Más tarde, las hembras jóvenes abandonan una por una el grupo y se instalan solas en un territorio en el que vivirán como sus madres. Su soledad sólo será interrumpida por el breve contacto con los machos durante el celo y luego por la presencia, más prolongada, de las crías, a los que deberá criar y alimentar sin ayuda del macho.
En los grupos de machos jóvenes existe cierta jerarquía. Hay un macho dominante que dirige la marcha, elige las presas e inicia la caza. En caso de conflicto con machos exteriores, todo el grupo hace frente a la amenaza de intrusión en el territorio.
Las hembras alcanzan la edad adulta a los 2 años de edad y los machos a los 2 años y medio o 3. Los Guepardos presentan un promedio de vida que puede alcanzar los 12 años en el medio silvestre y 17 en ambientes controlados.
Las poblaciones de estos animales fueron clasificadas en la categoría de Vulnerables (VU) por la UICN. Su reducción numérica se debe en parte a la caza de la que ha sido objeto por su apreciada piel, a la captura de ejemplares para su domesticación y a la reducción, cada vez más acentuada, de su hábitat natural. Esto último se debe a la presión ejercida por las poblaciones locales en busca de terrenos adecuados para el pastoreo y la agricultura.

VOS TAMBIÉN PODÉS AYUDARNOS!

Acompañanos para generar un cambio positivo en la manera de respetar y relacionarnos con la naturaleza.

otros animales


¡Suscribite para conocernos, saber cómo trabajamos y lo que podés hacer junto a nosotros!